imagen de la cabecera
Qué ofrecemos

Coherencia Cardíaca HRV

Coherencia del Corazón

El mayor reloj biocorporal del cuerpo humano es el corazón. El corazón emite señales eléctricas que se pueden ver en una gráfica sinusoide. Pero nunca se había medido la tasa de variabilidad cardíaca. Es una gráfica que muestra la ondulación de las señales eléctricas del corazón. En la inmensa mayoría de la gente es muy irregular. Pero si la altura de las curvas se repite de forma regular la persona está en estado de coherencia. El corazón manda esta señal, que es como un lenguaje, al neocórtex y él lo va transmitiendo a todos los relojes secundarios del cuerpo: el sistema nervioso central, el sistema hormonal, etcétera. Cuando una persona está en coherencia es eficiente; cuando está en incoherencia y va hacia un estado de coherencia van desapareciendo cefaleas, reumas, las heridas cicatrizan más rápido integrándonos por dentro y con el entorno. El Sistema HeartMath con sus Técnicas de Coherencia Cardíaca y sus Biofeedback HRV, viene siendo utilizado para enriquecer la práctica de la psicotraumatología durante años. El fenómeno del burnout, por ejemplo, ha sido ampliamente estudiado como síndrome de estrés laboral crónico en el ámbito profesional sanitario, aunque es cierto que se utiliza comúnmente en otros entornos profesionales. El autocuidado y el entrenamiento para desarrollar resiliencia personal, son fundamentales para la prevención del burnout en el ámbito sanitario. Conceptualizado en los años 70,  y redefinido en los 80, es entendido como una respuesta de sobreactivación o de estrés crónico, caracterizada por tres dimensiones: * cansancio o agotamiento emocional, * despersonalización o deshumanización y * falta o disminución de realización personal en el trabajo. Todo estas manifestaciones son fruto de un gran deterioro energético, que es la otra cara de la moneda del debilitamiento emocional. El ejercicio de atención hacia el propio estado, y hacia cómo uno mismo se relaciona con sus propias emociones, es la antesala de una buena relación con el resto del mundo, y con las emociones del resto de personas: los pacientes y sus familiares o allegados, o los propios allegados y familiares del profesional de la salud física o mental… Las Técnicas de Coherencia representan el siguiente paso: aún más actualizadas que el Mindfulness, más dinámicas, incorporan tecnología user-friendly… y conseguirán que en los próximos años más personas de toda condición accedan a los beneficios que reportan porque son fáciles, sencillas, divertidas incluso, y muy eficaces. Cuando el conflicto es una oportunidad para abordar la inteligencia del corazón, la mediación es una de las profesiones que más pueden beneficiarse de las bondades de las técnicas de “Coherencia Cardíaca”, según consideramos en el Instituto de Coherencia. Esta comprobación “sobre la marcha” de la propia psico-fisiología es un potente impulsor del aprendizaje y del entendimiento profundo de que la empatía hacia uno mismo y hacia el otro es imprescindible para la resolución de conflictos y para la convivencia pacífica y feliz. Es un instrumento eficaz para generar resiliencia y sentirnos más integrados.