imagen de la cabecera
Qué ofrecemos

Alimentación y Salud

Se dice que "somos lo que comemos". La alimentación, como bien sabemos todos hoy en día, es vital en nuestra salud. El buen funcionamiento de nuestro organismo es dependiente, en gran parte, del tipo de alimentación que hemos tenido y seguimos manteniendo. "Tu cuerpo tiene la gran capacidad milagrosa de curarse a sí mismo. De hecho, tu cuerpo es el único sistema curativo que puede restablecer tu equilibrio cuando te ataca una enfermedad. La medicina puede ayudar a tu cuerpo en caso de emergencia y la cirugía puede ser necesaria en determinadas circunstancias, pero sólo tu cuerpo tiene la capacidad de curarse.
Cuando el sistema gastrointestinal de una persona está limpio, el cuerpo de esa persona es capaz, con cierta facilidad, de combatir enfermedades de cualquier tipo. Por el contario, cuando el sistema gastrointestinal está sucio, esa persona será propensa a sufrir de algún tipo de enfermedad. En otras palabras, una persona con buenas características gastrointestinales está mental y físicamente sana, mientras que una persona con características anómalas suele tener algún problema físico o mental. De igual forma, una persona sana tiene buenas características gastrointestinales, mientras que una persona enferma tiene malas características. Por lo tanto, mantener las buenas características del estómago e intestinos está directamente relacionado con la salud en general.
¿Qué es lo que, específicamente, tiene que hacer una persona (o dejar de hacer) para mantener buenas características intestinales? Se sabe que existe una fuerte relación entre la salud y las formas de alimentación y de vivir y una de las claves para una vida larga y saludable está en las enzimas. Las enzimas forman parte de todas las actividades necesarias para mantener la vida como en la síntesis, la descomposición, el transporte, la excreción, la desintoxicación y el abastecimiento de energía. Los seres vivos no serían capaces de mantener la vida sin las enzimas. Dondequiera que haya vida, sea en plantas o animales, existen las enzimas. Enzima es un término genérico para una proteína catalizadora que se forma dentro de las células de los seres vivos.
Se producen más de 5.000 tipos de enzimas vitales en los alimentos que consumimos a diario. La razón por la que existen tantos tipos de enzimas obedece a que cada una tiene una característica especial y una función específica. Por ejemplo, la enzima digestiva llamada amilasa, que se encuentra en la saliva, sólo reacciona a los carbohidratos. Las grasas se digieren con su correspondiente enzima y lo mismo sucede con las proteínas que tiene su enzima específica. Aunque las cosas no están claras, hoy en día existe la teoría (Hiromi Shinya) de que existe una enzima madre prototipo, sin especialización, que se convierte en una enzima específica como respuesta a una necesidad particular porque tiene el potencial de convertirse en cualquier enzima. La salud, por lo tanto, depende de que mantengas las enzimas madre de tu cuerpo sin agotarlas porque, como hemos dicho, desempeñan un papel fundamental en la capacidad de curación del cuerpo". (Hiromi Shinya)